A MAGDA PERAZA SE LE DEMORONA EL PALACIO MUNICIPAL DE TAMPICO.

0
509

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

REZA EL ADAGIO que “el tiempo es el que para todo os da la razón” y vaya que en esto, hay sobrada razón, porque MAGDALENA PERAZA GUERRA, a quien todo mundo recuerda como aquella alcaldesa “enjundiosa, decidida y gallona”, que arrasaba por todos los rumbos de Tampico, porque la querían y le tenían fe, confianza y cariño, hoy a la respetable septuagenario, se le ve opacada, triste y acongojada, porque la mentora, francamente ya ha dejado de repuntar políticamente en el pueblo y, en consecuencia, “ha empezado a ser parte y esencia de lo que ya no hace falta”, confirmándose que “su ciclo en política, está a punto de fenecer, porque va en claro declive”, como las plantas que, “nacen, crecen de reproducen y mueren”.

LO ANTERIOR es porque hoy en campaña, a donde quiera que llega la alcaldesa “con licencia” Magda Peraza, “ya no es recibida con aquel júbilo y entusiasmo, como se le recibía antes”, eso en Tampico, todo mundo lo patentiza y subraya, cuya cuestión ha empezado a notarse de manera incisiva y lo peor para ella, es que, la misma gente lo refiere con molestia y desprecio, porque esta señora, se olvidó criminalmente de la gente que creyó y confió en ella, como lo aducen taxistas, meseros, farmacéuticos, vendedores ambulantes, lancheros y familias en general, los que, coinciden que, A LA MAESTRA PERAZA, ya no le pueden dar nuevamente el voto de confianza, “porque no lo merece” para que siga en el palacio municipal, con lo cual se plasma que, “la casa del pueblo a la mentora, se le ha empezado a desmoronar”.

MAGDA PERAZA, “ya no es la misma de antes”, porque desde su arribo a la Presidencia Municipal de Tampico, “sacó a recluir de manera aviesa su belduque (cuchillo) afilado”, incurriendo en acciones turbulentas que han sido de verdadero agravio a las sociedad porteña,  y por ende, esto no fue pasado por alto y por eso hoy que anda en campaña, buscando que la ciudanía la reelija, la insensata y repudiada mentora, está siendo objeto de un severo rechazo o sea, recibiendo “un arroz de su propio chocolate”, porque la gente ya no la quiere y se ha dado cuenta que la alcaldesa Magdalena Peraza Guerra, proyecta seguir en la Presidencia Municipal, para presuntamente continuar de “Mano larga”, logrando el beneficio propio y no el bien colectivo.

Y EVIDENCIA del tangible rechazo de la gente hacia la vetusta alcaldesa de Tampico, es que cada día son menos las familias y la personas que voltean a verla, por la desconfianza que esta señora se ha ganado, por la serie de trapacerías que ésta, ha venido consumando y por esta razón, DOÑA MAGDA PERAZA, se vio en la imperiosa necesidad de tener que ir a ofrecerle una regiduría a una trabajadora de conocida empresa despicadora de camarón, ubicada en la colonia Morelos, cuyo detalle, “le fue agradecido por la obrera María Teresa Vargas Galván”, pero eso, a la Presidente Municipal de Tampico, no la exime o la libra del repudio y rechazo de la gente hacia ella y de eso pueden tener plena certeza. Porque, reza el refrán que, “todo lo malo que coseches, es lo que vas a recibir”. Y eso precisamente es lo que le viene pasando a la irresponsable Presidenta que, dijo “trabajaría por el bien de Tampico y hasta hoy en día, no lo ha hecho”. Y por ello, sin temor a equivocarme, “ya no le darán el voto que ella, en sus recorridos de campaña, viene solicitando”.

EN TAL EMPRESA, la maestra Peraza dijo que, “nadie es indispensable” y vaya que en esto tiene mucha razón. Porque simple y llanamente, cuando alguien, deja de ser objeto de aprecio, cariño y estima, ha dejado de ser importante y por este motivo tan claro, la mentora PERAZA, “quiera o no” dejará de ser la titular inquilina del Palacio Municipal de Tampico, cuyo edificio, como dije al principio, “ya se le está desmoronando”.

PERO ACASO, la alcaldesa Magdalena Peraza Guerra, ya no se acuerda que en mismo Palacio Municipal, “junto a sus muchachitas de confianza”, a las que VE con ojos de amor, ha despedido a trabajadoras que no son de su agrado y ha maltratado a muchos empelados mas, eso ella lo sabe y por este motivo, la hoy Candidata a la reelección por la Presidencia Municipal de Tampico, se encuentra ante muy serio dilema político, porque la gente de todos los estratos sociales del puerto, ya saben cómo se las gasta la repudiada mentora.

Y PARA CONCLUIR, les diré que las familias porteñas, definitivamente, están convencidas que, “Magda Peraza Guerra, ya no es conveniente para que siga en el la alcaldía de Tampico”. Ese es el sentir del pueblo hacia aquella la mujer buena que, hoy esta convertida en el más claro de los demonios, así lo expresaron desde taxistas y operadores de carros de ruta, hasta gerentes y dueños de negocios de la zona centro de Tampico.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx