Ahorrará NL 739 millones de pesos en intereses

0
244

*.-En lo que va de la Administración de Rodríguez Calderón, se han logrado ahorrar alrededor de 3 mil 933 millones de pesos en las dos reestructuraciones, además de obtener mayores participaciones federales.

Con base en la segunda reestructura de deuda realizada en el primer semestre de 2018, el Gobierno Independiente ahorrará 739 millones de pesos en pago de sobretasas de interés durante la actual administración.

Carlos Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado informó que esta “segunda vuelta” de la reestructura consistió en contratar con sobretasas de interés más bajas, nuevos créditos con distintos bancos con los que se pagaron financiamientos por un monto de 31 mil 480 millones de pesos, algunos adquiridos durante la administración anterior y reestructurados por la actual, así como otros contratados en 2016 y 2017.

“El Gobierno Ciudadano decidió llevar a cabo una nueva reestructura, debido a que en el mercado financiero existían las condiciones propicias, y las instituciones bancarias presentaron nuevas propuestas en condiciones favorables para Nuevo León en el marco de la Ley de Disciplina Financiera para las Entidades Federativas y los Municipios”, comentó.

Recordó que la reestructura de la deuda realizada durante los años

2016 y 2017, por 41 mil 904 millones de pesos, permitirá ahorrar, durante la presente administración, 3 mil 194 millones de pesos en pago de intereses y cambio en el perfil de amortizaciones.

A esta cantidad se agregan los 739 millones de ahorro por la segunda reestructura, lo que suma un total de 3 mil 933 millones de pesos que ya no se pagarán por costo de la deuda durante el sexenio.

En las negociaciones de las diferentes etapas de la reestructura de la deuda de Nuevo León, el Gobierno Ciudadano consiguió reducir 1.5 puntos porcentuales las sobretasas de interés promedio de los financiamientos.

En 2015, la sobretasa de interés promedio era de 2.2 por ciento, mientras que actualmente es de 0.70 por ciento.

El ahorro generado por la reestructura de la  deuda es parte de una estrategia para reducir el déficit financiero que heredó esta administración.

Además de este esfuerzo, se han realizado acciones que han permitido reducir el gasto y fortalecer los ingresos.

El funcionario destacó que como garantía de pago de los financiamientos contratados por la administración anterior, estaba comprometido el 100 por ciento de las participaciones federales que llegan a Nuevo León, pero ahora, la reestructura de la deuda ha permitido la liberación de 27.3 por ciento de esos recursos.

“El porcentaje de participaciones liberado ha servido para respaldar nuevos financiamientos que son aplicados a inversión pública productiva y no a pago de deuda”, explicó.

En 2015, al concluir la anterior administración, Nuevo León no tenía recursos propios para hacer inversión pública productiva y por su endeudamiento excesivo, tenía cerrado el acceso a financiamiento bancario.