En Reynosa no todo es malo, no todo es violencia

0
285

Reynosa, Tamaulipas.- Reynaldo Cruz, tiene 35 años de edad, tiene una discapacidad física visual, su profesión es recorrer las calles de Reynosa llevando su música a los corazones de los transeúntes, y un poco de alegría. Asegura que Reynosa no es solo violencia; también es un lugar para vivir en paz.

Desde hace 7 años que empezó a cantar en las calles a caminado, a caído en los baches de la ciudad, y también a tenido que refugiarse por situaciones de riesgo.

Hoy asegura que en su ruta ya no se cae donde antes sucedía, pues están arreglando las calles, y eso él lo celebra mucho, dado a que su discapacidad no le permite observar, solo sentir al caminar apoyado por su bastón ya muy desgastado.

Él sale todos los días, muy temprano de su domicilio ubicado en la periferia de Reynosa, para ganarse la vida cantándole éxitos de los 70`s a los transeúntes que recorren la zona Centro.

Lo difícil, narra, era trasladarse de su casa a la zona Centro, pues las calles estaban en mal estado, y batallaba mucho pues en su caminar, -solo-, y a pesar de conocer la ruta y sus zonas en mal estado, volvía a caer, pues a diario salían nuevos “baches”, su enemigo diario.

Pero nada lo detiene para llevar el sustento a su hogar, a veces se gana unos 300 pesos y a veces menos, pero a final de cuentas, dice, es poco, pero lleva un pan a la mesa de su casa, para su familia.

Sobre la violencia, dijo, que antes de salir, como lo hacen miles de reynosenses, pregunta si en la página “Código Rojo” existe algún reporte sobre situaciones de riesgo, para esperar a que pase el peligro, y no arriesgar su vida.

¿-Con su discapacidad visual, como puede usted ver que la ciudad está mejorando?, se le cuestionó.

-“No lo veo, lo percibo a través de la gente con la que platico en mi caminar por las calles de la ciudad”, contestó el músico urbano.

¿Como percibe usted la organización en el Centro y en su colonia, como se lo platican?.

-“Pues lo siento, y también me dicen como esta mi ciudad, como va; en mi colonia ya no me caigo por los baches que había por las calles sin pavimentar, pues la administración de Maki Ortiz, pavimentó mi calle con concreto hidráulico, y pasa puntual el camión de la basura. Hoy, ya no me caigo…”, apuntó.

Y a pesar de su discapacidad visual Reynaldo asegura, que en Reynosa no todo es violencia, que hay muchas cosas buenas que disfrutar.

“Tenemos eventos culturales, artísticos, una frontera digna con Estados Unidos, una ciudad muy altruista, con mucha bondad de la mayoría de sus habitantes, su gastronomía, tenemos una ciudad amiga, y como yo la percibo, muy hermosa, hay que ver todo lo que tenemos a nuestro alcance”, destacó.

El cantante urbano de capacidades diferentes, aseguró que Reynosa está en su mejor momento, y encaminado al progreso, de la mano de la administración municipal y estatal.

Reynaldo ataviado con pantalón de mezclilla, chamarra universitaria, para despedirse de la entrevista toca una canción con su guitarra color azul, y muy entonado canta la canción “30 años”, de José María Napoleón.