Disponen rondines de vigilancia para frenar malas conductas por parte de migrantes

0
118

Miércoles 22 Enero 2020.              Por Redacción.               RyPNG.

H. Matamoros, Tam.- El secretario del Ayuntamiento, Federico Fernández Morales afirmó que para el alcalde Mario Alberto López Hernández la seguridad de los matamorenses es una prioridad, por este motivo, giró instrucciones a la Secretaría de Seguridad Pública para que se coordine con la Guardia Nacional y la Policía Estatal para hacer rondines de vigilancia en el campamento migratorio y áreas aledañas.

El funcionario municipal reiteró que las acciones que se están emprendiendo no se trata de xenofobia, “no estamos en contra de que los migrantes estén aquí, estamos en contra de las malas conductas que practican algunos de ellos y a la falta de respeto a las normas mexicanas, eso es lo que no vamos a tolerar”.

Entrevistado por representantes de medios de comunicación, el Secretario del Ayuntamiento, quien fue acompañado por el encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública, Jorge Orizaga Castañeda dijo “estamos dando en estos momentos la indicación para que se hagan los rondines de vigilancia y se ordene la conducta de los migrantes”.

Explicó que además de los rondines que se harán en las principales calles del centro de la ciudad, de la colonia Jardín y en el propio campamento migratorio, también se mantiene coordinación con la Guardia Nacional para colocar el filtro o garita en la entrada del campamento, en donde se vigilará que no ingresen productos indebidos como alcohol, estupefacientes u otras substancias.

Fernández Morales fue categórico al señalar que los migrantes que esperan su cita para conseguir una visa humanitaria por parte del gobierno de los Estados Unidos, “no tienen porqué estar deambulando a altas horas de la noche; la instrucción del Alcalde es la prioridad en la seguridad y la tranquilidad de la gente de Matamoros.

Y en ese sentido los migrantes tienen que someterse a las normas de conducta que se les impongan, por lo que se pondrá un control en las entradas y salidas del campamento, porque no vamos a permitir que sigan las faltas de respeto a la población de Matamoros”.

Manifestó que el hecho que los migrantes se encuentren en esta frontera por la situación geográfica de la ciudad, no los exime al cumplimiento de la ley, ni les da garantía de que evadan las leyes de este país.

Estuvimos hablando con las personas de derechos humanos y los tendremos presentes para que vean que no se va vulnerar ningún derecho; pedir que se respete la ley no es violar ningún derecho, simplemente pedimos orden, reiteró.

Los elementos de seguridad pública revisarán a todo aquel migrante que deambule por las calles de la ciudad a altas horas de la noche “primero les vamos a solicitar su identificación; revisaremos su estatus migratorio; la información se pondrá en un formato que se entregará al Instituto Nacional de Migración”, mencionó Orizaga Castañeda.