“BAJO PADRINAZGO” DEL SENADOR JOSÉ NARRO, JUAN DIEGO, BUSCA CANDIDATURA A DIP.FED

0
7

PUNTO DE VISTA…..!

Por Guadalupe E. González

X.-SAQUEÓ ARCAS DEL MUNICIPIO Y POR ESO, BUSCA COBIJO POLÍTICO.

A PESAR  de que el ex alcalde de Río Bravo Juan Diego Guajardo Anzaldua, en plan descomunal “saqueó las arcas del municipio”, para agenciarse el dinero del pueblo e invertirlo en el mágico Valle de Texas y en otras partes del extranjero, este ex edil riobravense, busca afanosamente la protección del Partido MORENA, “bajo el padrinazgo” del Senador José Narro Céspedes, con quien Guajardo, seguido se reúne allá en la ciudad de México, para intentar lograr el abanderamiento político y con ello, “evitar que la acción de la justicia, le caiga encima”, porque debe recordarse que, Guajardo Anzaldua, “dejó pendientes, cuentas públicas con montos millonarios no justificados” y eso, naturalmente, “es lo que le preocupa”.

GENTE CERCANA al saqueador ex alcalde, puntualizan que, el mismo Juan Diego Guajardo Anzaldua, se ha encargado de desparramar la noticia de, “tener la promesa de su padrino” Senador José Narro, de “sacarlo del apuro político y millonario”, que no lo deja dormir, porque no sabe cómo y de qué forma, podría justificar “el contumaz saqueo”, que de manera cruel y despiadada, ejerció para su beneficio, detalle por el que, “el Senador Narro Céspedes, es quien busca por distintos medios “conseguirle a su ahijado político” Juan Diego, la Candidatura a Diputado Federal por MORENA.

EN ESTE escenario, se confirma que si el Senador José Narro Céspedes, brindaría cobijo y protección al mega corrupto ex Presidente Municipal de Río Bravo, Juan Diego Guajardo Anzaldua, esto a la vez confirmaría que, el Movimiento de Regeneración Nacional, “estaría violando los estatutos del partido”, porque el propósito de Morena, es el de no comulgar con la corrupción y el referido ex alcalde, “es clara imagen de corrupción e  impunidad” y más si a Guajardo, repito, lo hacen candidato a Diputado Federal, como el mismo Diego, lo vaticina a través de sus amigos, “en el pueblo que dejó en el más claro de los abandonos”.

PODRÁ EL SENADOR José Narro Céspedes, confirmar o desmentir, si está o no ¿patrocinando políticamente, al ex alcalde Juan Diego Guajardo Anzaldua?.

ESTA INTERROGATE sería bueno que el propio Senador Narro, la ponga sobre la mesa y la aclare. Porque si él, anda de por medio para recomendar o apadrinar “a un presunto ladrón con charola, eso generaría desprestigio para el citado Senador Narro Céspedes, al que en una fotografía, (que se nos hizo llegar), se ve a Juan Diego, cenando con unos amigos y entre ellos, el referido senador de Morena.

MORENA, el partido que dirige a nivel nacional el Diputado Federal Mario Delgado Carrillo, está cayendo estrepitosamente en el ámbito político, porque a todas luces, “siguen enlistando y protegiendo a políticos que proceden de otros partidos”, de donde fueron corridos por venales y sinvergüenzas, pero eso ya no importa en Morena, porque ahora lo que vale y cuenta es “hacer negocio” y por esta razón, “no se descarta” que Juan Diego Guajardo Anzaldua, “habrá de invertir un buen monto millonario” de lo que sustrajo presuntamente de las arcas de la Tesorería Municipal de Río Bravo, para hacerse candidato de Morena ha legislado federal y si no pues el tiempo es el que, sobre el particular, “OS DAR AL RAZÓN.

PERO EN FIN, veremos si el Senador José Narro Céspedes, “logra la odisea” de imponer “a su ahijado” Juan Diego Guajardo, como abanderado de Morena a Diputado Federal, por el III Distrito Electoral de Tamaulipas, cuya cabecera precisamente, es el municipio que el mismo Guajardo, saqueó cuando ejerció funciones de Presidente Municipal.

JUAN DIEGO GUAJARDO, dejó muy manchado el legado político que le heredó su hermano el extinto y muy querido ex Presidente Municipal, ex Senador y ex Diputado Federal y Local Lic. Juan Antonio Guajardo Anzaldua (QEPD), porque la verdad, Diego, en nada se le puede comparar a su inolvidable hermano, quien “si dejó una huella imborrable de fecundo y creador trabajo político y social”, y quien, siempre mantuvo el férreo interés y el buen deseo de servir a las familias que menos tienen, pero Juan Diego, terminó su gestión como acalde y dejó al querido pueblo de su hermano “en el abandono cruel y despiadado”, porque a mucha gente les hizo miles de promesas y lo peor es que, Juan Diego, como es su estilo, “se hizo de la vista gorda” y para nada regresó ante la sociedad. Poniendo por los suelos, el prestigio de “Los empresarios de Río Bravo Guajardo Anzaldua”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx